domingo, noviembre 12, 2006

Cosas

La casa cayendose a cascotes
del techo se nos cae el techo
en pedacitos
como estalactitas
sobre la piel
que cede escamas

No siempre
mi pecera
es un lugar a salvo

2 comentarios:

malemar, contramaestre dijo...

La caro
me dieron un poquito de susto tus poesías!
están algo espejadas? con las mias
no me habia pasado antes
no es muy claro, es una sensación.
Gracias por darte una vuelta por Perro Zen.

Ary dijo...

El maná que cae del cielo puede ser pesado, mejor esquivar.